Piel: cuidado antiestrés

Trabajo, bebé, tareas del hogar, tus días están ocupados. Eres una madre con exceso de trabajo y tu piel no es inmune a tu estrés. Aprenda a revivir su cuerpo y su mente para volver a calmarse.

¿Qué es la piel estresada?

La piel estresada es piel cansada. Esto se manifiesta en varios signos.

  • Reacciona de forma exagerada a los cambios de temperatura.
  • Pierde su suavidad.
  • Ella tira.
  • Cambia su naturaleza al convertirse secadora o más grasa.
  • Es más marcado debido a la tensión muscular provocada por la fatiga.
  • Es más frágil y tiene dificultad para soportar agresiones externas.

Un poco de pimienta

Algunos consejos que te permitirán borrar tus rasgos dibujados y tu pequeño mío.

  • Siempre trate de ponerse de pie a la misma hora para respetar su reloj biológico interno.
  • Limpia, tonifica y aplica un tratamiento todos los días.
  • Desayunar. Esta comida proporciona la energía necesaria para combatir el estrés.
  • Dormir al menos siete horas por noche.
  • Use agua tibia, no caliente que irrita la piel.
  • Pruebe las compresas frías en las sienes o la bolsa de hielo en la sartén. El frío elimina el estrés.
  • Relaja tu cuerpo para relajar tu rostro.

Fuerte de Monique

¿Qué te ha parecido?

Deja una respuesta