Un menú para estimular tus defensas naturales

¡No es fácil soportar el frío! Los resfriados, la gripe, la bronquitis o las infecciones de oído debilitan el sistema inmunológico de su hijo. ¡Siga la guía para ayudarlo a mantenerse en forma o tratar sus enfermedades estacionales!

Desayuno, para empezar bien

  • Zumo de frutas.
  • Dos rebanadas de medio pan de salchicha masa madre con un poco de puré de almendras.
  • ¿Por qué? Las frutas y sus jugos son importantes para fortalecer el cuerpo de su bebé con vitaminas y minerales, especialmente cuando llega el resfriado. Sin tratamiento con pesticidas, las frutas orgánicas contienen más flavonoides y carotenoides, sustancias que son específicas del sistema inmunológico.
  • El pan de masa madre de medio grano es mucho más digerible, ¡siempre hay menos trabajo para los intestinos! Las plantas oleaginosas son alimentos que contienen aceite, como untar (puré de almendras, mermelada de castañas). Son ricas en nutrientes de fácil digestión y no contienen demasiada azúcar (lo que no se recomienda en caso de enfermedad ya que perturba el equilibrio digestivo y el sistema inmunológico). Son alimentos enriquecedores. Ponlos en el menú del desayuno.

Pequeño refrigerio y refrigerio

  • Una fruta fresca de temporada, un puñado de frutos secos o una compota.
  • ¿Por qué? Estos alimentos son ricos en vitaminas, oligoelementos y minerales, son enriquecedores. Si su hijo está enfermo, por lo tanto, se recomienda especialmente en estos momentos del día como té de la tarde.

1 2

Deja una respuesta